Bombas de Calor Geotérmicas

¿Cómo funciona una bomba de calor geotérmica?

  1. El glicol* se hace circular mediante una bomba por el sistema de captación, consistente en una serie de conductos enterrados en el terreno, a una temperatura inferior a la del propio terreno. Esta diferencia de temperaturas causa una transferencia de energía en forma de calor del terreno al glicol.
  2. En el evaporador de la bomba de calor, el glicol cede la energía captada del terreno al refrigerante que circula por el circuido frigorífico, provocando su calentamiento y ebullición.
  3. El refrigerante, ahora en forma de vapor, es aspirado por el compresor, que aumenta de forma considerable su presión y por tanto también su temperatura.
  4. A continuación, este refrigerante a alta presión y temperatura pasa al condensador, donde se enfría y condensa cediendo calor al agua del sistema de emisión, que se calienta.
  5. El agua caliente se distribuye a través del sistema de emisión (suelo radiante, fancoils, etc.) calentando así nuestra vivienda.
  6. Por último, el refrigerante condensado se introduce en la válvula de expansión, que disminuye su presión y temperatura de forma que vuelve a estar en condiciones de absorber en el evaporador el calor captado por el glicol, iniciándose de este modo un nuevo ciclo.

En definitiva, la bomba de calor geotérmica consigue extraer calor del terreno y transferirlo al interior de nuestra vivienda.

Solicítenos un Estudio Gratuito.